entre mujeres
Entre Mujeres indice

7. Su recuperación emocional

Sus sentimientos
Su familia y sus amigos
Intégrese a un grupo de apoyo

El apoyo do otras sobrvivientes
Apoyo emocional profesional

Hable con sus hijos
Su intimidad física y sexual
Retomar sus relaciones sexuales

Consejos para hablar de intimidad sexual
La mujer soltera y la intimidad sexual

Sus sentimientos
Para Volver al Índice

Es muy importante que dé la más alto prioridad a sus sentimientos durante el curse de su diagnóstico, tratamiento y recuperación. Aunque esto suene obvio puede ser difícil de lograr. Muchas mujeres están acostumbradas a dar prioridad a Las necesidades de otros, ya sea Las de Los hijos, de su pareja o de los amigos. Las mujeres que tienen una tendencia natural a ayudar a otros, difícilmente piden ayuda para si mismas. Recuerde que el cuidado que se pueda dar a si misma y el acudir a quienes la puedan apoyar es esencial para su mejoría. Su recuperación emocional debería ser tan deliberada como su recuperación física.

Cuídese. Dedíquese a actividades que la hagan sentir bien y le sean placenteras. No necesariamente tienen que costar macho dinero. Una caminata par el parque, sentarse en el jardín, cuidar sus plantas o escuchar música.Trate de deshacerse de actividades y responsabilidades que le resulten física y emocionalmente agotadoras. Determine prioridades. Haga las cosas que le produzcan satisfacción; trate de evitar los "tengo que" y los "debería".

Sea honesta consigo misma. Para recibir apoyo de otros necesita saber qué es lo que requiere de ellos. Ésta es una época de introspección, es tiempo de explorar sus sentimientos, sus necesidades y sus deseos. De manera que debe tener la entereza para comunicar aquellas necesidades y sentimientos tan directa y honestamente como sea capaz.

Su equipo de apoyo

Su familia y sus amigos
Para Volver al Índice

- La familia y Los amigos pueden ser una maravillosa fuente de apoyo y ayuda. Sin embargo, algunas veces no saben qué decir o qué hacer. Ayúdelos a confortarla.

- Hágales saber que no tienen que decir nada; todo lo que tienen que hacer es ester junta a usted, escuchándola o dejándola llorar.

- Pídales que le ayuden con Las comidas, que le hagan mandados, que le cuiden a sus niños, que la lleven a sus citas. Algunas personas prefieren mostrar su apoyo "haciendo" más que sentándose a charlar o a escuchar.

No todos son capaces de darle el apoyo y la comprensión que necesita en la manera que Los necesita. Algunos de sus amigos, de sus compañeros de trabajo y de su familia, aunque tengan buenas intenciones, la pueden lastimar. Recuerde que ahora, usted tiene que poner sus necesidades primer.Si alguien le dice cosas que le hieren o si le hacen preguntas que le causan estrés, es correcto decirles: "aprecio que te intereses por mi salud pero preferiría hablar de esto en otro momento." En ocasiones algún amigo cercano o algún pariente se puede volver frío o distante cuando le hable acerca de su cáncer. En casos extremes incluso pueden Ilegar a desaparecer de su vida. A menudo tienen un miedo irracional hacia el cáncer. Aunque su ausencia le resulte muy dolorosa y la sienta como un rechazo personal, no olvide que están reaccionando ante su propio miedo al cáncer. Esto no refleja sus sentimientos hacia usted.

Intégrese a un grupo de apoyo
Para Volver al Índice

Un gran remedio para enfrentar situaciones adversas es compartir la experiencia con personas que están pasando por una situación similar. Al igual que usted, muchas de ellas han experimentado una serie de emociones fuertes, tales como miedo, depresión y enojo. Al verlas expresar emociones similares a las de usted, se dará cuenta de que sus propios sentimientos son normales.

Un grupo de apoyo le ofrece comprensión, fuerza y compañía. Es un lugar seguro en el que puede hablar de sentimientos que podría o no expresar enfrente de su familia o de amigos. Aunque usted tenga o no tenga familia, el grupo se convierte en una "familia" de amigos especiales.

Cada grupo de apoyo tiene su propia personalidad, -- hecha única por las mujeres que participan en él. Si va a una reunión y siente que no encaja, no se desesperance. Visite otro, vale la pena. Muchas mujeres sienten que su grupo de apoyo ha sido vital para su recuperación emocional.

Para localizar un grupo pregunte a su cirujano o a la trabajadora social del hospital.

El apoyo do otras sobrvivientes
Para Volver al Índice

Quizá se sienta más cómoda si habla con otra sobreviviente de cáncer en privado. Una manera de conocer a otra mujer con vivencias similares es hablando con sus médicos, con la trabajadora social del hospital o con su consejero espiritual. Si hay organizaciones de mujeres o grupos de apoyo para mujeres con cáncer en su cuidad, quizá le convendría ponerse en con ellos para que le den referencias.

Otra fuente a la que se puede dirigir en Los Estados Unidos es el programa "Reach for Recovery" del American Cáncer Society (Sociedad Cáncer Americana). Las voluntarias que trabajan en este programa ofrecen apoyo emocional e información. Estas voluntarias son mueres que han sido diagnosticadas con cáncer de seno y que han recibido un entrenamiento especial. Si así lo desea, una de ellas la puede llamar o visitar en su casa. Para ponerse en contacto con este programa, llama a la oficina local del American Cáncer Society.

Apoyo emocional profesional
Para Volver al Índice

Algunas veces puede no ser suficiente charlar con su familia, con sus amigos, con su consejero espiritual o con su grupo de apoyo. En esos momentos, conversar con, un profesional de salad mental puede ser de mucha ayuda. Hablar en privado y de manera confidencial con un profesional la puede auxiliar a resolver problemas de autoestima, de ansiedad y de temores. También le pueden ofrecer orientación sobre las maneras de afrontar los asuntos y los problemas que pudieran surgir con su pareja, con sus hijos, con su familia y con sus amigos.

Puede consultar a un buen número de gente que cuenta con recursos adecuados: para preocupaciones personales, con una trabajadora social, una psicóloga o una psiquiatra; para asuntos maritales y familiares, con una consejera matrimonial y familiar; y, para preocupaciones sexuales, con una sexóloga. Pida referencias a sus médicos o a la trabajadora social del hospital.

Hable con sus hijos
Para Volver al Índice

Puede ester tentada a proteger a sus hijos, y quizá a si misma, no diciéndoles nada acerca de su operación. Sin embargo, los niños, incluso los muy pequeños, presienten cuando alga no está bien. Por lo general es mejor ser honesta e involucrarlos en su proceso de recuperación desde el principio. Dígales la verdad, de manera sencilla, en un lenguaje apropiado a su edad.

¿Cómo saber qué es lo apropiado según la edad de sus niños? Se dará cuenta a partir de las preguntas que ellos le hagan. Sus hijos le preguntarán lo que quieran saber en el momento en que estén listos para hacerlo. Sólo déles la información que solicitan, no más. Los niños absorben la información estresante en etapas. Ellos necesitan tiempo para internalizar, comprender la información que usted les dé. Después estarán listos para hacerle más preguntas. Déles permiso para preguntar lo que quieran y explíqueles la verdad.

Si usted no está segura de cómo encarar el tema, una consulta con un profesional, que trabaje específicamente con niños le será de mucha ayuda. Ellos pueden hablar con usted a solas, o con toda la familia. Pídale una recomendación a su cirujano, al pediatra o a la trabajadora social.

Su intimidad física y sexual
Para Volver al Índice

Retomar, mantener o iniciar una relación sexual satisfactoria es una parte importante de su recuperación emocional. Una mastectomia puede provocar que la mujer dude de su atractivo, y una caricia amorosa la puede ayudar muchísimo para recuperar su confianza sexual.

Quizá no se sienta lista para la intimidad sexual, pero probablemente quiera y necesite que la acaricien y la abracen. Algunas veces, incluso sin notarlo, las parejas se apartan físicamente, suspenden sus rutinas cariñosas: el beso de las buenas noches, caminar del brazo, bailar juntos.

Preste atención a este aspecto y, si esto está sucediendo entre ustedes, asegúrese de reincorporar las caricias a su relación.Tomarse de las manos, darse un beso tierno, pasarle la mano por la cintura, son todos "recordatorios", para su pareja y para usted, de cuán importantes son el uno para el otro.

Algunas veces un masaje en el cuello o en la espalda es una experiencia que les puede causar placer a ambos. Para hacerlo más cómodo se puede recostar sobre su lado sano o sentarse. Use loción o aceite y caliéntelo frotándolo entre las palmas de sus manos.

Puede ser que tanto su pareja como usted tengan menos interés en el sexo del que ten tan antes de su diagnóstico. Esto es perfectamente común y normal. El estrés causado por el diagnóstico y el tratamiento, junto con todas las emociones que probablemente está sintiendo pueden reducir su deseo sexual. Es difícil sentirse romántica cuando usted y su pareja están sintiendo coraje, miedo, depresión o ansiedad. Confié en su pareja.

A su debido tiempo irá notando que su deseo sexual regresa al nivel en que se encontraba antes del diagnóstico. Si esto no sucediera, pida al médico, con el que sienta más confianza, que le recomiende a alguien especializado en intimidad sexual. Una sexóloga la puede ayudar a descubrir Las causes de un bajo deseo sexual y sugerirle Los pesos para lograr una mejor satisfacción.

Retomar sus relaciones sexuales
Para Volver al Índice

Probablemente sea intimídante retomar sus relaciones sexuales. Se pueden presentar momentos difíciles, males entendidos y sentimientos heridos . Al igual que todos Los demás aspectos de su recuperación emocional, es necesario que sea honesta consigo misma acerca de sus necesidades, de sus preocupaciones y de sus miedos. Ojalá sea capaz de hablar de ellos con su pareja. Muchas veces su pareja no sabe cómo encarar este tema. Si usted inicia la conversación, podría ser de mucha ayuda para ambos.

Algunas veces la pareja asume que tener relaciones sexuales durante el tratamiento (cirugía, quimioterapia, radioterapia) puede ser dañino. Es común que su pareja tema que hacer el amor la lastime. Usted puede evitar el mal entendido charlando de manera franca. Recuérdele que hacer el amor no le lastimará la incisión, que no es malo para la salad de ninguno de los dos; y que es necesario reafirmar lo macho que se quieren.

A continuación le proponemos algunos puntos útiles para cuando su pareja y usted se sientan listos para tener relaciones sexuales:

- Póngase alga que la haga sentir a gusto y deseada, una camisola bonito o alguna prenda de lencería tal vez.

- Su incisión y su pecho pueden ester delicados, adormecidos o particularmente sensibles al tacto. A muchas mujeres no les resulta agradable que les acaricien allí, pero a otras si. Es importante que le transmita a su pareja lo que le agrade y lo que no le agrade.

- Cualquier posición que le resulte grata es la "correcta". Hay mujeres que dicen preferir a la pareja arriba. Esta posición ejerce la menor cantidad de presión sobre su pecho, especialmente si la pareja se apoya en sus propios brazos.

- Para proteger la incisión y ayudarla a sentirse segura y relajada cubra la incisión con su brazo afectado, apoyando la mano en el hombro contrario. También puede colocar una pequeña almohada sobre la Incisión.

- Puede notar sequedad vaginal. El Tamoxifen, la quimioterapia y/o la menopausia pueden causarla. Esto puede interferir con el gozo sexual. Hay un buen número de productos lubricantes a base de agua que se aplican sobre el pene y que no requieren receta médica. (No se recomienda la vaselina).

Puede ser que se dé cuenta que no es fácil hablar sobre sexo con su pareja. No está sola. Para mucha gente es difícil hablar abiertamente de asuntos sexuales. Si tiene problemas, una terapista sexual certificada le puede ser de gran ayuda. Pida referencias a cualquiera de sus médicos, a la trabajadora social de su hospital o a su consejero personal.

Consejos para hablar de intimidad sexual
Para Volver al Índice

- Tómense tiempo para hablar de su intimidad sexual.
- Encuentren un momento en el que no haya distracciones, cuando la televisión esté apagada y Los niños durmiendo, es decir, un momento sólo para los dos.
- Conversen en un área sexualmente "neutral" y no en un lugar donde puedan intimar.
- Traten de charlar honestamente y con sentido del humor.

La mujer soltera y la intimidad sexual
Para Volver al Índice

Si usted está soltera podría inquietarle cómo y cuándo comunicarle a la persona con quien sale que le han diagnosticado cáncer o que le han hecho una cirugía de seno.

Muchas mujeres cuando conocen a alguien se sienten preocupadas y se preguntan: Qué piensa de mi? ¿Le gusto? ¿Me encuentra atractiva? Como dijimos anteriormente, durante este es importante que usted se concentre en sus necesidades, en sus deseos y que, por el contrario, se pregunte: ¿Me cae bien? ¿Disfruto de su compañía? ¿Me trata bien?.

Si se siente comprendida y apreciada, entonces tómense el tiempo necesario para llegar a conocerse mejor. Cuando se haya establecido un lazo de confianza y entendimiento, se podría sentir más segura para platicar acerca de su reciente experiencia.

Quizá le convendría más tener una conversación general acerca de la cirugía de seno. Probablemente seria mejor tratar el tema como si se tratara de alguien que usted supuestamente conoce y que acaba de ser diagnosticada con cáncer. Observe cómo reacciona. ¿Muestra sensibilidad y comprensión? ¿O dice cosas hirientes y/o parece tener miedo? Su reacción podría ayudarla a decidir cómo proceder. Recuerde que cuando se decide, será mejor hablarlo antes de iniciar sus relaciones sexuales.

Podría ayudarla el conversar con otras mujeres solteras que han tenido cáncer para saber cómo lo enfrentaron, así como para dar y recibir apoyo emocional . Pida a s sus amigos, a la trabajadora social del hospital , a los médicos, a su consejero espiritual que la ayuden a contactarse con otras mujeres solteras.

No importa si está soltera o si tiene pareja, lo importante es saber lo que usted necesita. Saber esto ayudará tanto a su recuperación como a la de quienes la rodean.



Copyright Rosalind Dolores Benedet, RN, MSN, NP
You are welcome to share this © article with friends, but do not forget to include the author name and web address
Permission needed to use articles on commercial and non commercial websites. Thank you.

You are welcome to share this © article with friends, but do not forget to include the author name and web address. Permission needed to use articles on commercial and non commercial websites. Thank you.

Entre mujeres  |  CancerLinks Home  |  Contact Us